LA DESPEDIDA QUE NO FUE

Engel in Trauer im Schnee

Empezamos el mes de Noviembre, y para muchos empieza con recuerdos tristes. Es Inevitable no recordar a aquellos que se fueron. Hacerlo de una forma serena es bueno, recordando bien a quien se fue.
También, es importante que sepamos entender a los mayores que a veces nos piden un poco más de compañía o cuando ellos quieren hablar. Recuerdo un caso de una paciente que su problema de salud, de carácter orgánico, estaba fundamentado en una causa psíquica. No es fácil de descubrir pero se consigue si se les da tiempo y se les deja hablar. En este caso era una madre que había perdido a su única hija por cáncer, y lo que le dolía de veras es que no pudo verla antes de morir. Por “protegerla” no le habían dejado pasar a verla, sabían que se pondría muy triste, y que sufriría. Así que la dejaron en casa y no la llevaron al Hospital. El siguiente paso fue ir al funeral.
Nunca superó el no poder despedirse aunque hubiera sido infinitamente triste. Esta mujer tenía más de 80 años, pero el daño afectivo fue importante. La edad no nos hace tener distintas necesidades afectivas.
Dra. Ochoa
GERIATRA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s